15/9/10

El monstruo de la lavadora

A veces es duro ser diferente y no encontrar tu lugar. Hace algunos meses, durante un instante dudé y me planteé cambiar; cambiar para poder adaptarme y que los demás me consideraran algo más "normal". Pondría los pies en este planeta y dejaría los monstruos, los globos y las gafas apartados, pensé que así todo sería más fácil.
Pero hoy no, hoy más que nunca tengo ganas de ser yo para poder seguir teniendo explosiones de colores en la cabeza. Ya me da igual que la gente no me entienda o que piensen que vengo de otro universo o que me digan cosas por la calle, ahora me divierte ser quien soy.
Así que eligo el camino difícil, el camino de no ser perfecta y no molestarme en ocultarlo, me encantan los defectos y me encanta la gente que se siente orgullosa de ellos. Las personas seguras de si mismas son lo más guay del mundo.

Y yo quiero ser lo más guay del mundo.

5 comentarios:

Eva Karen dijo...

me encantaaa!!

Charlotte Mathew dijo...

Me gusta mucho tu blog!
te sigo :)

Endiuc dijo...

Guapa!! no cambies nunca tu forma de ser es lo mejor que tienes. La gente que es normal es porque no tiene otro remedio. Los que podemos escoger como ser somos unos suertudos.

Muchos besos nos vemos en breve.

Lhy N. Sierra dijo...

tienes razón, la lavadora tiene un monstruo en su interior, que te destiñe la ropa! ARGH!

no cambies! ☺

Andi Cui dijo...

Esta es la foto!!!!
Me encanta!!!!